Una cerveza con… Carlos Otero

Este mes de septiembre, en cerveza con… invitamos a Carlos Otero, Gerente de Carnicerías Otero.

 

Cuéntanos Carlos, ¿cómo fueron los orígenes de Carnicerías Otero?

Los inicios de Carnicerías Otero fueron en el año 1992, cuando abrimos el primero de nuestros locales en Talavera, pero yo de carnicero empecé con 14 años. En el instituto tenía “unas notas brillantes” (ríe) y mi padre mi invitó a que no siguiera estudiando cuando llevé las notas a mi casa. Me incitó a emprender. Elegí este oficio porque un familiar mío era carnicero. Mi padre y abuelo habían sido albañiles toda su vida y con 14 años no querían que me subiera a un andamio. Me mandaron a la carnicería. Actualmente no ejerzo de carnicero, pues hoy me ocupo de la tarea comercial. Les escucho, les intento agradar y por ello ya me considero más comercial que carnicero.

En tus carnicerías haces patria con los productos de la comarca. Te quería preguntar por el cordero Talaverano, considerado el mejor del mundo, algo que muy poca gente sabe.

Es verdad, es más fino y más fácil de comer, lo que pasa es que el cordero en Talavera originalmente era para la lana y desgraciadamente la lana ya no da dinero, por eso ya casi no se ven ovejas Talaveranas. Poco a poco va desapareciendo del mercado y estamos perdiendo el cordero original de la ciudad.

¿Alguna cosa que te gustaría resaltar de tus carnicerías?

Resaltar que la carne que vendemos y partimos es de la comarca de Talavera, salvo codornices y conejos que son de Castilla-La Mancha pero no de Toledo. El resto es de aquí y los alrededores. Antes me hablabas de hacer la patria, ¿cómo se hace esto?, el pienso que comen los animales es de Talavera, las personas que trabajan son de Talavera, entonces lo que busco es hacer como un circulo de amor-patria.

 

Es bueno que la gente sepa que eso que se está comiendo sepa que es de aquí y que genera dinero y por tanto, puestos de trabajo, lo que hace que el dinero se quede aquí.

Sí, eso es muy importante para mí, el dinero que se genera aquí, se queda aquí.

¿Cuánta gente tienes trabajando para ti directamente?

Ahora mismo somos 88 personas contando a Yolanda, que es socia, y a mi hermano Raúl. Estas son las directas, indirectamente ya pues incalculable porque serían todos los de los piensos, mataderos, despiece y un largo etcétera.

¿Ahora que estamos hablando de Talavera, como ves tú Talavera, crees que está olvidada?

Puff… Esta pregunta… (rie) A mí no me gusta ser pesimista. Yo pienso que en Talavera todo lo que va a pasar a partir del año que viene, va a ser positivo. Estamos muy regular y como dije que soy optimista pues espero que la balanza vaya hacia arriba. Algo bueno va a suceder, estoy seguro.

Yo también creo que 2019 va a ser mejor año, el 2018 por lo menos para mí, en mi sector, sí que ha sido bueno y el año que viene pinta mejor.

Madrid es una parte importante, a Talavera, Madrid le viene muy bien. Está demostrado que cuando ciudades grandes florecen, al año o año y medio las ciudades de alrededor también se ven beneficiadas. Hay que ser positivos, como decía el entrenador Van Gaal “siempre positivo, nunca negativo” (ríe).

Ese positivismo que tienes Carlos, haces que seas de esas personas que siempre está con una sonrisa de cara al público y nunca tenga una mala cara.

Siempre hay momentos, por supuesto, pero hay que buscar el lado bueno de las cosas y si no un psicólogo, que también tienen que trabajar (ríe).

 

¿Una anécdota interesante durante todos tus años de oficio?

Sí, yo siempre llevo bata. Hoy a mi me veis sin ella porque para venir a esto me la he quitado, obviamente. La bata me la puse hace 5 o 6 años, cuando fui a abrir una sala de despiece nueva que requería de mucha obra y otras tantas cosas. Me tuve que encargar de los papeles, ir al ayuntamiento, etc. Ocurría que me encontraba con clientes y me decían “Joe Otero, que bien vives, ya no trabajas”. Como comerciante que soy, pensé en que tenía que hacer algo para que la gente cuando me viese por la calle, supiese que realmente estaba trabajando y lo que hice fue ponerme una bata verde, de tendero de toda la vida y desde entonces cuando me ven, se fijan en la bata verde y saben que estoy trabajando.

Para ir finalizando, eres una persona muy pionera, has innovado en carnes como la de potro, el conejo, el cordero… Quiero preguntarte, ¿qué le dirías a un cliente que te visita todos los días, que le recomendarías que probase?

En cuanto a quesos, pues el queso manteca. De jamón, el ibérico de nuestra marca, en mi opinión a una calidad precio muy buena. En cuanto a carnes, por supuesto que le hablaría de la ternera y el cordero, que es de lo que más nos distingue.

Yo quiero reivindicar una vez que el cordero talaverano es el mejor del mundo.

Sí, a la hora de degustarlo, para el paladar es muy fino, no es tan graso, es blando, no tiene tanta fibra como el francés. Hace mucho tiempo, los franceses compraron corderos de aquí para mezclarlos con los suyos y así conseguir uno parecido al que tenemos en Talavera.

 

¿Cómo ves el futuro de las carnicerías, algo que tengas pensado?

La especialización, me gustaría que los clientes pudiesen preguntar a mis empleados formas de hacer la carne que le vendemos y que estos pudiesen ayudarlos, decirles diversas formas de hacerlo.

Última pregunta, ¿a quién te gustaría mandar un agradecimiento?

Pues por supuesto a mis padres, en especial a mi padre, que me dio el dinero para abrir mi primera carnicería y a mi mujer, es la que todos los días me tiene que soportar, sobre todo en esos días que llegas por la noche a casa con ganas de romper todos los platos (ríe).

 

[Total:0    Promedio:0/5]
LOVE Talavera es una revista impresa gratuita distribuida en Talavera de la Reina y su comarca con los mejores contenidos y la publicidad de las empresas más potentes. La revista de Talavera con mayor tirada de revistas impresas.