Inteligencia emocional

¿Qué cinco cosas debo saber para elevar mi Inteligencia Emocional? Sólo el sobreentrenamiento o la práctica en simulacros de emergencia permiten probarnos y estar preparados a la elección de la razón frente a la emoción que se elicita ante estímulos incondicionados, novedosos y contagiosos de la respuesta de estrés de nuestra pareja, hijos o compañeros de trabajo en una situación de crisis.

Las emociones frente a las razones: sólo el sobreentrenamiento o la práctica y exposición habitual en Simulacros de Emergencia permiten probarnos y estar preparados frente a la elección de la razón frente a la emoción que se elicita ante estímulos incondicionados, novedosos y contagiosos de la respuesta de estrés de nuestra pareja, hijos o compañeros de trabajo en una situación de crisis. Nuestro subconsciente contiene, almacenados durante más de ciento cincuenta mil años de experiencia, las reacciones automáticas e impulsivas más eficaces en situación de amenaza de pérdida del bienestar o supervivencia, frente a la conciencia entrenada por los modelos familiares y culturales durante los años de edad de cada uno. El ataque o la huida, por tanto, serían los grupos de reacción emocional más esperables en el caso de alteración del bienestar diario. Las expectativas más probables que los individuos mantienen acerca de los demás, intervinientes en un conflicto personal, van desde el liderazgo emocional eficiente (Inteligencia Emocional) hasta la proyección de la “culpa” (agresor o víctima). La inteligencia emocional, o la mayor capacidad para una buena gestión de las emociones propias en un episodio estresante, van a ser determinantes de una buena eficiencia de las relaciones personales.

Los factores implicados en la Gestión de las emociones propias son: autoconocimiento, autocontrol, automotivación, empatía y sociabilidad. Los factores están en forma de jerarquía inversa. La destreza del primero facilita el siguiente, y el último, la Sociabilidad, incluye todos los anteriores. ¿En que nos beneficia la correcta administración de nuestras emociones? Incrementa la autoconciencia. Nos facilita elegir aptitudes que nos hacen tolerar las presiones y frustraciones. Mejoramos nuestra capacidad de trabajar en equipo. Nos ayuda a crecer socialmente. Aumenta la motivación y otorga capacidad de liderazgo. Nos brinda más posibilidades de éxito y desarrollo personal.

¿Y cómo puedo elevar mi Inteligencia Emocional?

  1. Investiga acerca de tus miedos, fortalezas y debilidades, con una actitud autocrítica a la hora de reconocer las personas y situaciones que te afectan.
  2. Confía en tus decisiones, has elegido la mejor de las que dispones ahora, más tarde habrá otras opciones que escoger pero creadas por la primera decisión.
  3. Comprométete con tus objetivos, toma la iniciativa e innova en relación a la última vez.
  4. Escucha a los demás, conoce sus necesidades poniéndote en su lugar.
  5. Sé amable en el seguimiento de las normas de cada sitio, saluda por su nombre a cada persona y colabora en equipo siempre.

Por Jose Antonio Gonzalez Porras. Psicólogo Especialista en Psicoterapia de los Trastornos de la Alimentación y por Estrés de origen diverso. Atiende: - En Clínica Marazuela. Avd. Extremadura, 5. Tlf. 925 815 281 - Con dedicación a la persona y en rigurosa confidencialidad a través del teléfono 925 81 52 81. También via email: info@telepsicologia.es