Conductas a evitar en el acompañamiento del duelo

Psicologia-acompañamiento-en-el-duelo-revista-love-talavera

La Psicóloga, Leticia García, nos aporta las herramientas necesarias para ayudarnos emocionalmente.

El Duelo

Si bien vamos a referirnos especialmente al duelo por la muerte de un ser querido, la mayoría de las pautas mostradas a continuación se corresponde absolutamente con las vivencias de quienes elaboran duelos por otro tipo de pérdidas (ruptura de una relación afectiva, cambio de vivienda, cambio de ciudad, cambio de estatus, etc.).

Para poder acompañar saludablemente a un familiar o amigo que ha perdido algo o alguien valioso es posible hacer muchas cosas, pero es necesario dejar de hacer algunas otras. Te mostramos las cosas que no hay que hacer:

  • Frases cómo, “No pienses más en esto”, “Piensa en los demás”, “No te preocupes”, “Tienes que ser fuerte”, “No llores más”, son, además de imposibles, inadecuadas. Debemos permitir que la persona tenga y exprese sus sentimientos sin transmitirle la sensación de que nos está defraudando.
  • Salir huyendo ante la mínima expresión de sentimientos dolorosos.
  • Decirle a la persona que ha sufrido la pérdida lo que tiene que hacer.
  • Decir “se como te sientes”. Cada persona experimenta el dolor a su manera. Muéstrale tu comprensión e invita a la persona a que comparta sus sentimientos si es su deseo.
  • Decirle “llámame o ven a mi casa si te sientes muy mal o necesitas algo”. Cuando uno se siente tan mal no suele tener ganas de llamar o visitar a nadie. No esperes a que te busque, toma la iniciativa y llámalo o visítalo.
  • Sugerir que “el tiempo cura todas las heridas”.
  • Ante la demanda de ayuda, delegarla en otros. Nuestra presencia, interés y preocupación genuina es lo más importante.
  • Intentar que las personas se den prisa en superar su dolor. Cada persona tiene su tiempo y velocidad y las prisas no son buenas.
  • Retirar de la vista de la persona toda información referente al duelo, el dolor, la pérdida, la aflicción y el luto.
  • Aislar a la persona de su familia y fomentar o crear indisposición mutua. El duelo es un “asunto de familia” y es esta la institución más importante para la recuperación de la pérdida de un ser querido.
  • Desentenderse de la persona en duelo. Debido a que el proceso de duelo es largo y toma su tiempo, las personas se suelen agotar de prestar su apoyo y consuelo.
  • Rechazar cualquier tipo de grupo de terapia de duelo. Una de las personas más adecuadas para ayudar a alguien en duelo es precisamente otra persona en duelo que ya ha avanzado un poco más.
  • Utilizar las frases hechas. En muchas ocasiones, la incomodidad puede moverse hacia el uso de expresiones que no ayudan para nada: “Tienes que olvidar”. “Fue mejor así”. “Mantente fuerte por los niños”. “Es la voluntad de Dios”. “Es ley de vida”.

[Total:0    Promedio:0/5]
Licenciada en Psicología. Master en Psicopatología y Salud. Experta en Gestión del duelo y pérdidas por la Universidad de San Jorge. Experta en Conflictos familiares y de pareja por la Universidad de San Jorge.