El Parque de la Alameda

Talavera posee zonas verdes entre las que destaca especialmente este agradable jardín de estilo inglés, llamado Parque de la Alameda. Originalmente este paraje era un bosque situado en las afueras de la ciudad y en las márgenes del rio Tajo. Pero los olmos de aquel paraje estaban afectados por una enfermedad y, en época reciente, concretamente en los años ochenta, se ideó crear un parque como prolongación de los Jardines del Prado. Se eliminaron los árboles enfermos y comenzó a construirse el lugar de esparcimiento, como un jardín de estilo inglés. Las obras comenzaron en 1984 y en el lugar se construyó una piscina municipal y un polideportivo, también se adornó el parque con un lago central en el que se pueden ver patos y ocas, y sobre el que cruzan dos artísticos puentes con cerámica. En 1986 se levantó el arco de entrada decorado también con cerámica. Además de un lugar para paseo y esparcimiento, el Parque de la Alameda es el recinto ferial donde se sitúan las atracciones, espectáculos y casetas en las fiestas de mayo y septiembre, además es donde se ubica el mercadillo semanal. De la antigua alameda ya sólo queda el recuerdo y los restos de un molino que puede verse en el centro del actual parque.

 

Valora este artículo
Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.