Remontar los estudios a última hora

Lo importante no es saber lo que se debe hacer, sino ser capaz de poder hacerlo. El estudio se realiza con el cerebro, y es en él, donde encontramos la capacidad o la incapacidad para estudiar. La dimensión humana del estudio es más emocional que inteligente.

Es habitual escuchar “este/a chico/a puede pero no quiere”. Pero en realidad no quiere porque no puede. Es fundamental SABER QUE EMOCIÓN TIENES cuando te sientas a estudiar.

“Las matemáticas me dan asco, me dan miedo, me aburren” son estados emocionales que condicionan el éxito o el fracaso en el estudio. Los profesores saben bien que el estado emocional del estudiante es fundamental para que atienda y comprenda.

Por ello:
Un estudiante que comienza a estudiar por obligación, miedo, asco, frustración, incapacidad, rabia, odio, rencor o pereza, no tiene un cerebro capaz de asimilar conocimientos por muchas horas que pase delante del libro o los apuntes, ya que estas emociones son bloqueadores cognitivos.

Cuando se estudia desde la curiosidad, el interés, la admiración o la seguridad, entonces el cerebro esta preparado para adquirir, grabar o asimilar conceptos, debido a que estas emociones son facilitadores cognitivos.

Atender es una actitud de escucha hacia el exterior. Concentrarte es una actitud de escucha hacia el interior. Atender y concentrarse se consigue cuando:

  • No tenemos el pensamiento en otro lugar.
  • Nuestro pensamiento no nos trae situaciones ajenas al estudio.
  • Podemos aislarnos, alejarnos, disociarnos del ruido exterior.

HORARIO DE ESTUDIO
Tienes que acercarte a la siguiente programación:

  • 8 horas de sueño.
  • 6 horas de clase.
  • 4 horas comidas y trasporte.
  • 2 horas de hobbies.
  • 1 hora de deporte.
  • 3 horas de estudio en casa.

RECOMENDACIONES

  • No estés más de una hora seguida estudiando.
  • Descansa cinco minutos entre hora y hora.
  • Primero estudia aquello que tengas que memorizar.
  • Deja para lo último los deberes, ejercicios, dibujos, trabajos etc.
  • Separa las asignaturas por dificultad.
  • Estudia en la primera hora las más difíciles para ti.
  • Tienes que cumplir lo que programas.

 

Valora este artículo
Por Roberto Aguado. Psicólogo especialista en Psicología Clínica. Presidente del Instituto Europeo de Psicoterapias de Tiempo Limitado.