líder del siglo XXI

“Comenzamos año estrenando en LOVE los diez mandamientos del líder en el Siglo XXI”

Sócrates dijo: “Considero más valiente la conquista de uno mismo que la de sus enemigos”. Hasta hace poco el concepto de líder estaba unido a la capacidad de dirigir, orientar y guiar a otros, siendo bajo mi punto de vista un concepto más cercano al de autoridad que al de liderazgo.

Bajo mi prisma y como consecuencia de mis estudios sobre el liderazgo, el verdadero líder primero se lidera a sí mismo, cuando lo consigue contagia a todos los demás, desarrollando y contaminando desde su liderazgo gracias a la admiración que desprende y que es capaz de originar en aquellos que le acompañan. Me atrevo a proponer un decálogo del líder del siglo XXI:

1.- Estará tan dispuesto a aprender como a enseñar.
Se mantendrá al tanto de lo último del conocimiento en el campo en el que se desarrolla su trabajo, observará la labor de otros líderes y modificará la forma de trabajo siempre que sea necesario, será flexible y estará siempre en la dinámica del aprendizaje y no tanto en la de enseñar.

2.- Pondrá más énfasis en realizar que en idealizar.
Todo líder deberá tener como objetivo el ser capaz de hacer y conseguir que quien le acompañe también pueda ser capaz de realizar su cometido.

3.- Mantendrá con hechos su liderazgo y utilizará menos las palabras.
El líder es el último en salir del barco en el naufragio, mientras que en la actualidad hemos aprendido que son los primeros en coger los botes salvavidas y salir huyendo.

4.- Conseguirá que le acompañen y no tanto que le sigan.
Es decir, con la habilidad de gestionar los sentimientos y emociones de uno mismo y de los demás y utilizar la información para conseguir el objetivo fundamental del grupo.

5.- Empleará el marketing de la necesidad y no del capricho.
Algo necesario puede ser la seguridad, lo ecológico, lo honesto, elementos que antes eran impensables para relacionarlos con un producto.

6.- El líder actual no tendrá tanto en cuenta las estadísticas y las cifras como a las personas.
Las cifras no tienen sentimientos, mientras que las personas si, y estos sentimientos hacen que no se olvide fácilmente cuando en los momentos que realmente necesitabas de ayuda, solo han pensado en las cifras.

7.- El líder no querrá ser único en la cuota de mercado.
Sabe que si no tiene competidores su sector desaparecerá tarde o temprano.

8.- El líder buscara la admiración de sus competidores y nunca el odio de estos.
Un elemento despreciable del líder del siglo XXI será hablar mal de sus competidores.

9.- Sabrá mantener relaciones ganar-ganar.
Se preocupará de que todos los que trabajan con él puedan sentirse líderes de su tarea. El líder no hablara solo para su círculo de fieles.

10.- La palabra que mejor definirá a un líder del siglo XXI, será “EJEMPLO”.
(Roberto Aguado 2013, “Es emocionante saber emocionarse”)

Valora este artículo
Por Roberto Aguado. Psicólogo especialista en Psicología Clínica. Presidente del Instituto Europeo de Psicoterapias de Tiempo Limitado.