El convento Jerónimo de Santa Catalina “San Prudencio”

Tan sólo hace unos meses descubríamos en nuestro apartado “la galería” a un apasionado de la fotografía que denotaba una gran pasión por nuestra ciudad, descubierto en las redes sociales y con mucho que mostrar, Toni Jerónimo que así se llama este vecino de la barriada de Patrocinio de San José se ha dispuesto a fotografiar cada mes los rincones más apetecibles de Talavera, con el único objetivo de mostrarnos desinteresadamente la belleza de nuestro lugar favorito, nuestra ciudad.
En esta primera toma de contacto nos hace partícipes de dos instantáneas del Convento Jerónimo de Santa Catalina (San Prudencio), todos hemos visto fotos de su interior y de la parte sur, aquí muchos de nosotros veremos por primera vez su parte norte.
El Convento Jerónimo de Santa Catalina (San Prudencio) es un punto de referencia dentro del casco antiguo de Talavera. Sus muros dan belleza a las calles y callejuelas que la rodean. Las inquietudes reformadoras del Arzobispo don Pedro Tenorio le hicieron, hacia el año 1372, fundar este convento con el nombre de Santa Catalina por la gran devoción que el arzobispo Tenorio tenía a esta santa, para que los canónigos de La Colegial residieran en él, pero ante la negativa del clero talaverano de habilitarlo, el arzobispo lo donó en 1398 a los frailes Jerónimos de la Sisla. Por estar regido por monjes Jerónimos, la gente le bautizó con el nombre de San Jerónimo, y al convertirse en colegio de huérfanos recibió el nombre de San Prudencio tal y como hoy lo conocemos. También recibió el nombre de Jesuitas nuevos por residir los jesuitas en él a finales del siglo XIX, esto explica los temas de los cuadros que se conservan.

Foto Toni Jerónimo

Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.
Send this to a friend