Síndrome de Burnout

sindrome-burnout-revista-love-talavera

Cada mes la psicóloga Leticia García nos da las herramientas necesarias para llegar a encontrarnos bien.

El mundo laboral en el que nos movemos ha experimentado una transformación importante en las últimas décadas. Así, las nuevas exigencias del trabajo y el desajuste entre los requisitos del puesto de trabajo y las posibilidades de rendimiento de cada sujeto han originado la aparición de nuevos riesgos denominados psicosociales, entre ellos el síndrome de burnout.

El síndrome de burnout, (“síndrome de estar quemado”, “síndrome del estrés laboral asistencial”,“síndrome de quemarse por el trabajo”, “ síndrome del desgaste profesional”) lo podemos definir como un estrés laboral crónico que se da principalmente en periodistas, los corredores de bolsa, los controladores aéreos, los vendedores, los profesores, los médicos, las enfermeras, los trabajadores sociales, es decir en aquellos trabajadores que están en contacto directo con clientes, pacientes, alumnos, presos, etc.

Se caracteriza principalmente por las siguientes dimensiones:

  • Cansancio Emocional o Agotamiento Emocional: Se caracteriza por la pérdida progresiva de energía, agotamiento, fatiga etc. Es una situación de agotamiento de energía o de los recursos emocionales propios debido al contacto cotidiano y mantenido con personas a la que hay que atender como objeto de trabajo.
  • Despersonalización: Se manifiesta a través de irritabilidad, actitudes negativas y respuestas frías impersonales hacia las personas a las que atendemos.
  • Falta de Realización Personal: Tendencia a evaluarse de forma negativa asimismo, esta evaluación negativa afecta a la habilidad en la realización del trabajo y a la relación con las personas a las que atienden. Los trabajadores se sienten desmotivados en el trabajo, insatisfechos con sus resultados laborales y descontentos consigo mismos.
  • La sintomología del síndrome de Burnout suele ser de corte ansioso-depresivo. Dependiendo de la persona y de la situación. En general se caracteriza por los siguientes síntomas:
  • Síntomas cognitivos: Pensamientos automáticos negativos, hipervigilancia hacia estímulos relacionados con el trabajo, dificultad para concentrarse poca capacidad de atención y memoria y preocupación.
  • Síntomas conductuales: Menos productividad, tendencia a evitar las situaciones relacionadas con el trabajo
  • Síntomas fisiológicos: Tensión muscular, sueño y apetito alterados, cansancio físico, taquicardias, tendencia al llanto etc.
  • Síntomas emocionales: Tristeza, ansiedad, ira, desmotivación, desesperanza, baja autoestima etc.

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Licenciada en Psicología. Master en Psicopatología y Salud. Experta en Gestión del duelo y pérdidas por la Universidad de San Jorge. Experta en Conflictos familiares y de pareja por la Universidad de San Jorge.