Pediatría, el niño es diferente

Existe cierta tendencia a pensar que “el niño es un adulto en pequeño”. Si esto fuera cierto, la pediatría no tendría cabida. La peculiaridad del niño es que tiene su propia patología y no es capaz de expresar, en muchas ocasiones, que le sucede. De ahí la importancia de dedicarle tiempo para que, mediante la información que nos aportan sus padres y lo que podemos observar en el niño a través de la exploración, podamos aproximarnos a un diagnóstico.

Lo más importante en el trato con el niño es ganarse su confianza, empatizar con él, transmitirle tranquilidad y ser muy consciente de que el niño asustado siempre llora. Hay que intentar hacerle protagonista de la consulta, dirigiendo siempre las preguntas hacia él y esperando, sobre todo de los más mayores, su respuesta. El objetivo fundamental es evitar el “miedo a la bata blanca” y que considere al pediatra no como aquel que le puede hacer daño sino como aquel que le puede curar.

pediatria2

El niño sano es lo que más frecuentemente nos vamos a encontrar en la consulta. De ahí, la importancia de las revisiones de niño sano que se realizan desde recién nacido hasta su paso al médico de adultos (siendo más frecuentes las revisiones en el primer año de vida). En estas revisiones, se controla el crecimiento y la ganancia de peso, el desarrollo psicomotor adecuado a su edad, la alimentación, los hábitos de sueño, la dentición, la adaptación familiar. También se hace una exploración física minuciosa y se dan una serie de consejos para fomentar la salud, corregir problemas de conducta alimentaria o de sueño y prevenir posibles accidentes o patologías. Son en este tipo de consultas donde, en ocasiones, vamos a apreciar pequeños defectos ante los que vamos a actuar precozmente y, así, evitar que en un futuro se conviertan en grandes defectos irreversibles.

Además del niño sano, hay un amplio abanico de patologías que son motivo de consulta: generales (fiebre, erupciones cutáneas, dermatitis atópica, otitis), respiratorias (catarro común, bronquiolitis, laringitis, asma), oftalmológicas (conjuntivitis, problemas de visión), digestivas (dolor abdominal, estreñimiento, enfermedad celíaca, alergia/intolerancias alimentarias, reflujo gastroesofágico), neurológicas (epilepsia, trastorno de hiperactividad y déficit de atención), sociales (problemas de conducta, alteración de la estructura familiar), traumatológicas (esguinces, alteración de la marcha), entre otras.

En cualquier caso, lo que no cabe duda es que se trata de curar, siempre que sea posible, y ayudar siempre. Actualmente, disponemos de múltiples herramientas para el diagnóstico y el tratamiento de casi todas las patologías. Pero a día de hoy, aún hay determinadas enfermedades que son crónicas y no tienen tratamiento curativo; por eso, está de nuestra mano el aportar toda la información posible y el apoyo necesario tanto a la familia como al niño para normalizar el ambiente que lo rodea.

pediatra

LAURA GARCÍA

Licenciada en Medicina en la Universidad Complutense de Madrid.
Especialista en Pediatría del Aparato Digestivo y sus áreas específicas en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo.
Puedes encontrarla en Centro Médico Ssysna de Talavera de la Reina.

 

LOVE Talavera es una revista impresa gratuita distribuida en Talavera de la Reina y su comarca con los mejores contenidos y la publicidad de las empresas más potentes. La revista de Talavera con mayor tirada de revistas impresas.