Tragedia de Joaquín Polo

El domingo 3 de agosto de 1958 se corría la segunda etapa de la volta a Portugal bajo un calor sofocante, el itinerario era Lisboa-Alpiarça en un recorrido de sólo 107 km. El calor era tan agobiante que los corredores  llegaron a pedir agua a sus directores en tramos en los que por ello podrían ser sancionados. Cuando faltaban algunos kilómetros para la meta, el corredor  talaverano Joaquín Polo, perdió el conocimiento y cayó de la bicicleta. Un periodista le trasladó al más cercano centro de salud y de allí al hospital de Santarem donde falleció. La etapa se caracterizó por los abandonos y los golpes de calor, el  ganador fue Alves Barbosa, pero la tragedia marcó aquella jornada.

 

 

 

Valora este artículo
LOVE Talavera es una revista impresa gratuita distribuida en Talavera de la Reina y su comarca con los mejores contenidos y la publicidad de las empresas más potentes. La revista de Talavera con mayor tirada de revistas impresas.