Historia¿Sabías que...?

El depósito de Los Jardines Del Prado

En los recuerdos de antaño de Talavera de la Reina, una historia peculiar destaca entre las sombras de los Jardines del Prado: la creación ingeniosa de un sistema de bombeo de agua por parte de Fulgencio Fernández, conocido cariñosamente como «Milésima». En aquellos días, un pozo cercano a la Fuente de las Ranas abastecía los depósitos de agua utilizados para el riego en la zona.

La carencia de medios: Un desafío para «Milésima»

En tiempos en los que la tecnología moderna aún no había llegado a su apogeo, vaciar el pozo requería ingenio y creatividad. Ante la ausencia de un grupo electrógeno, Fulgencio «Milésima» Fernández asumió el desafío de encontrar una solución utilizando los recursos disponibles en aquel entonces.

El ingenio en acción: Un Citroën transformado en bomba de agua

La mente ingeniosa de «Milésima» ideó un plan audaz: utilizó un viejo Citroën, una reliquia que una vez perteneció a los Ruiz de Luna, como la pieza central de su invento. Con habilidad y determinación, estacionó el vehículo, retiró la rueda trasera y acopló una correa para crear una rudimentaria pero efectiva bomba de agua.

El éxito de la invención: Sacando agua del pozo con creatividad

El plan de «Milésima» resultó ser un éxito sorprendente. Con su ingeniosa creación en funcionamiento, el agua fluía del pozo a los depósitos, asegurando un suministro constante para el riego de los Jardines del Prado. Su hazaña demostró que, incluso en tiempos de escasez de recursos, la creatividad y el ingenio podían superar cualquier obstáculo.

 

David Fernández

Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba