El Huerto de San Agustín

El antiguo alcázar talaverano estaba abandonado en el siglo XVII. Debido a ello, en el año 1669, los frailes del monasterio de San Agustín incorporaron a su huerta el alcázar de Talavera, que les fue regalado por el Arzobispo de Toledo D. Pascual de Aragón, el cual, en aquellos días se encontraba en la villa. Este es el motivo por el cual el lugar sigue siendo conocido como Huerto
de San Agustín.

Valora este artículo
Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.