Distracción al Volante

Cada mes la psicóloga Leticia García nos da las herramientas necesarias para llegar a encontrarnos bien.

Desgraciadamente en los últimos años los accidentes de tráfico han aumentado, sobre todo en la población joven. Estamos acostumbrados a escuchar en los medios de comunicación las cifras de muertos que se producen en las carreteras, pero en los medios de comunicación no aparecen las cifras de lesionados medulares y traumatismos craneoencefálicos que se producen como consecuencia de los accidentes tráfico.

La principal causa de los accidentes de tráfico son el alcohol y las distracciones. Por lo que podemos ver muchos accidentes de tráfico se podrían prevenir.

Estas lesiones (medulares y traumatismo craneoencefálicos) hoy por hoy no tienen cura y son Invalidantes para toda la vida.

Cuando sufres estos tipos de lesiones la vida cambia por completo, no solo para la persona afectada sino a toda la estructura familiar.

En el caso de la lesión medular el ingreso normalmente es en el Hospital Nacional de Parapléjicos, en Toledo. Muchos lesionados están lejos de sus familiares, amigos durante un periodo de tiempo largo y a cientos de kilómetros de sus casas.

En este artículo me centraré principalmente en los lesionados medulares.

Existen dos tipos de lesiones medulares:

  • Paraplejia:afecta a los miembros inferiores es decir afecta a las piernas. Dentro de la paraplejia depende también el nivel donde se haya producido la lesión, puede ser a nivel dorsal o a nivel lumbar. Cuanto más baja sea la lesión mayor calidad de vida.
  • Tetraplejia: afecta a los miembros superiores y a los miembros inferiores, es decir, afecta a los brazos y las piernas. Al igual que en la paraplejia depende del nivel donde se haya producido la lesión.

Las lesiones medulares también las podemos dividir en completa e incompleta.

  • Completa: la médula espinal se secciona en dos partes afectando a la parte motora y a la parte sensitiva.
  • Incompleta: la médula espinal solamente ha sufrido un daño pero no se ha partido en dos, pudiendo afectar a la parte motora o a la parte sensitiva.

Todas las personas que sufren este tipo de lesión no reaccionan de la misma manera, dependerá de muchos factores, de los recursos psicológicos de esa persona, del apoyo por parte de su familia, de sus amigos, del tipo de lesión que tenga etc.

Normalmente la primera reacción es la negación. La negación la podemos entender como una defensa inconsciente que tenemos los seres humanos ante noticias desagradables. El paciente no tiene la suficiente información y fantasea en que volverá andar y todo volverá a ser lo mismo.

Una vez que el paciente es consciente de lo que le ha pasado aparecen los problemas psicológicos. Principalmente ansiedad y depresión. La vida cambia pero no se termina.

Licenciada en Psicología. Master en Psicopatología y Salud. Experta en Gestión del duelo y pérdidas por la Universidad de San Jorge. Experta en Conflictos familiares y de pareja por la Universidad de San Jorge.