Conocemos el calicivirus felino a fondo

El Calicivirus Felino es un tipo de virus que produce una enfermedad respiratoria.

El Calicivirus Felino, es un virus que produce una enfermedad respiratoria que puede ir desde leve a muy grave. Se caracteriza por síntomas respiratorios como la pulmonía, también se puede presentar ulceraciones orales y de vez en cuando artritis. Aunque es una especie de gripe bastante suave y raramente causa complicaciones serias, ante los primeros síntomas del virus es recomendable visitar al veterinario.

¿Qué síntomas provoca?
La mayoría de las veces, lo que vemos son gatos que parecen resfriados, con conjuntivitis, a veces estornudos y mocos. Pero estos signos son muy inespecíficos, y pueden ser provocados por otros agentes infecciosos.
El virus entra a través de la nariz o la boca principalmente y se desarrolla en el tejido linfoide de la orofaringe, pudiendo viajar desde allí a otras partes el cuerpo, como el pulmón. También podemos encontrar (y por desgracia es muy común) úlceras orales, que pueden aparecer tanto en la lengua como en la cavidad oral (paladar y mucosa de la boca), y que pueden hacer que el gato deje de comer, ya que suelen ser muy dolorosas. A veces también nos encontramos con úlceras o pequeñas heridas cerca de la nariz o los labios. De hecho, este tipo de úlceras nos pueden orientar al diagnóstico del calicivirus, ya que no son comunes a muchas otras infecciones. O dicho de otra forma, es un signo característico de estas infecciones calicivirales. En casos graves puede haber afección pulmonar (por ejemplo principios de neumonía) y artritis, aunque no es tan frecuente. También podemos encontrar úlceras corneales como consecuencia de conjuntivitis crónicas, y sobre todo si el animal se rasca constantemente los ojos.

Pero, ¿cuáles son las causas de este virus?
El Calicivirus se contagia muy fácilmente entre los mismos gatos, ya sea porque uno de ellos estornuda, porque se consume del mismo tazón de alimento o de agua de un gato infectado o por utilizar la misma cama o mantas de un gato infectado con esta enfermedad, por eso aumenta si se trata de un gato que sale a la calle o está en contacto con otros gatos. La enfermedad puede durar entre 1 a 4 semanas, y aunque en la mayoría de los casos los gatos se recuperan satisfactoriamente, hay algunos que no. Los gatitos pequeños, sobretodo pueden ser los que resulten más afectados. Al llevar a su mascota al veterinario, se le hará un diagnóstico basado en los síntomas y en la historia clínica de su gato.

El tratamiento consistirá en terapias con antibióticos para prevenir infecciones secundarias. Además es muy importante que usted empiece a tener cuidados especiales con su mascota, como: asegurar que se alimente de manera adecuada, así padezca de inapetencia; utilizar humectadores, vaporizadores y terapias de inhaladores para mantener las fosas nasales de su animalito destapadas; y además mantener en todo momento los ojos y la nariz de su mascota limpios y lubricados. Es muy importante tenerlos correctamente vacunados.

principe-veterinarios
En el Centro Veterinario Príncipe tratan a tu mascota con el cariño y la profesionalidad que a todos nos gustaría. Cada mes desde LOVE un artículo dedicado a nuestros pequeños miembros de la familia. Los doctores Jenny, Álvaro y Arturo están a vuestra disposición en su clínica de:

Avda. Príncipe Felipe, 51 – Talavera.

Telfs: 925 81 49 34  –  687 98 85 49

info@centroveterinarioprincipe.es

Valora este artículo
LOVE Talavera es una revista impresa gratuita distribuida en Talavera de la Reina y su comarca con los mejores contenidos y la publicidad de las empresas más potentes. La revista de Talavera con mayor tirada de revistas impresas.