Historia

Un puerto de mar

En el siglo XVI el rey Felipe II intentó hacer navegable el río Tajo para unir las principales capitales de su imperio: Madrid y Lisboa, se pretendía mejorar la circulación de tropas y bastimentos en caso de rebelión. El primer proyecto fue encargado al ingeniero Antonelli y las obras comenzaron en 1581, entre los puertos que se iban a realizar destacaban Talavera, Toledo y Madrid. Pero en 1588 sucedió el desastre de la Armada Invencible y el proyecto se abandonó. En tiempos de Felipe IV se intentó retomar la empresa, pero la separación de Portugal del reino de España volvió a abandonarse. Ya en el siglo XVIII, Fernando VI  quiso volver a intentar hacer el Tajo navegable, pero el proyecto ya era inviable, con todo en tiempos de Fernando VII, el brigadier Francisco Cabanes quiso retomar el proyecto con un enfoque meramente económico, pero finalmente se rechazó.

David Fernández

Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba