Tragedia en las casas negras

El 20 de noviembre de 1963, debido a las abundantes lluvias, se hundió la techumbre de una nave perteneciente a las llamadas Casas Negras o corralón de Juan de Juanes, un paupérrimo lugar que estaba situado al final del Paseo del Muelle, junto a la estación de ferrocarril. Como consecuencia de este hundimiento resultaron muertas dos niñas, Ovidia y Dolores Heredia, de ocho y seis años de edad. Los padres resultaron heridos. El hundimiento se produjo de madrugada, dando lugar a tan triste desenlace.

Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.