Supresión del Obispado

Según se dice, la Diócesis de Aqüis se encontraba en Talavera. Este Obispado fue suprimido por su cercanía con el de Toledo. En 1083 Alfonso VI conquistó Talavera y dos años después se hizo con Toledo y, a petición de esta última ciudad, denegó a Talavera el volver a poseer un Obispado y, además, repartió en tres partes esa posible diócesis, una para el Obispo de Ávila, otra para el de Salamanca y otra de la que se formó la Arcedanía de Talavera.

Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.