La angustiosa noche de Talavera de la Reina en 1960

angustiosa-noche-presa-cazalegas-historia-love-talavera

La noche del 24 de febrero de 1960 quedó marcada en la memoria de los habitantes de Talavera de la Reina como un episodio angustioso y temerario. La presa de Cazalegas, amenazando con romperse, sumió a la ciudad en el miedo y la incertidumbre. La respuesta de la comunidad, la intervención de las autoridades y el papel de Radio Talavera contribuyeron a enfrentar la situación y calmar los ánimos.

Amenaza Inminente: Grietas en la Presa de Cazalegas

La presa de Cazalegas, elemento vital para la región, presentó grietas preocupantes en la fatídica noche del 24 de febrero de 1960. La posibilidad de una ruptura inquietó a los habitantes de Talavera de la Reina, desencadenando el pánico y la angustia en la población.

Desesperación en las Calles: Pánico y Desorientación

La población, sumida en la desesperación, enfrentó la incertidumbre de una posible inundación. Grupos de personas aterrorizadas y desorientadas recorrían las calles, evocando siniestros pasados mientras rezaban fervientemente a la Virgen del Prado en busca de protección y esperanza.

Radio Talavera: Una Voz de Calma en Medio de la Tormenta

En un intento de proporcionar alivio y calma a la población, Radio Talavera se convirtió en un faro de esperanza durante esa noche angustiosa. Emitiendo canciones románticas, la radio buscaba tranquilizar los ánimos y brindar un respiro emocional a aquellos que temían lo peor.

Intervención de Autoridades: Gobernador Civil, Obreros y Funcionarios en Acción

Ante la gravedad de la situación, el Gobernador Civil, obreros y autoridades locales se movilizaron hacia el lugar de la presa de Cazalegas. Su presencia brindó un sentido de liderazgo y acción, ofreciendo a la población un rayo de esperanza en medio de la incertidumbre.

La Calma Después de la Tormenta: Despacho del Peligro y Reparación de Daños

Alrededor de las tres de la mañana, las autoridades aseguraron a la población que no existía un peligro inminente de inundación. Poco tiempo después, los desperfectos en la presa se repararon, restableciendo la calma en Talavera de la Reina y poniendo fin a la amenaza que había atemorizado a la ciudad.

 

Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.
salon-automovil-talavera-ferial-2024
Send this to a friend