Juan de Orellana

A pesar de su lejanía con el mar Talavera también ha dado marineros. Entre ellos, Juan de Orellana, que comenzó como soldado de galeras antes de marchar a América y participar en la conocida como Jornada del Brasil (1625) donde fue maestre de campo de Don Fadrique de Toledo. Esta expedición hispano-lusa tenía como fin liberar a la ciudad de Salvador de Bahía, ocupada por los holandeses. Tras el éxito de la expedición, en el viaje de regreso encontraron un barco corsario holandés y comenzó la lucha, en la que el barco holandés se incendió contagiando al navío español. La mayoría de la tripulación murió y el propio Orellana desapareció en las profundidades oceánicas.

Valora este artículo
Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.