Fernando de Rojas

Nacido en La Puebla de Montalbán en 1470 en una familia de judíos conversos, por lo que siempre estuvo en el punto de mira de la Inquisición. Estudió leyes en Salamanca y en 1497 ya tenía el título de Bachiller en leyes. Pero su gran aportación fue su obra “La Celestina” o “Tragicomedia de Calisto y Melibea” que escribió a los veinticinco años. Fernando de Rojas residió en Talavera de la Reina donde ocupó puestos políticos, llegando a ser alcalde, y en la que situó parte de su obra literaria. Falleció en 1541 y aunque fue enterrado en el convento de la Madre de Dios, en los años ochenta del siglo XX se trasladaron sus restos a la Colegial.

Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.