El francés que no le dieron sepultura

En el año 1752 falleció en Talavera de la Reina un francés, a quien el cura de la iglesia de San Andrés no quiso dar sepultura en sagrado al considerarle sospechoso de tener otras ideas religiosas. Por tanto, le enterró en un corral, lugar en el que permaneció hasta que, habiéndose justificado haberle oído encomendarse a Dios a la hora de la muerte, le sacaron del corral y le dieron cristiana sepultura en la parroquia de San Andrés.

Valora este artículo
Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.