El cielo de Talavera se cubrió de rojo

En 1948 sucedió algo curioso en el cielo de Talavera. Hacia media mañana una luz anaranjada se cernió sobre la ciudad, para minutos después volverse de color rojo intenso, viéndose incluso los objetos rojizos y escuchándose un extraño ruido. Muchos salieron a la calle aterrorizados, creyendo que había llegado el fin del mundo o la temida guerra nuclear. Hubo personas que huyeron a los pueblos cercanos en un intento de escapar del peligro. Sin embargo, todo resultó ser producto de una quema de varias toneladas de material inflamable en el destacamento militar del Cerro Negro, maniobra de la que no se había informado a la población.

Valora este artículo
Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.