La traída de las aguas

La relación de Talavera con el agua es una curiosa historia. Hasta mediados del siglo XIX no se comenzaron a instalar fuentes públicas, con el agua procedente de unos depósitos llamados cambrijas. El 23 de enero de 1868 el empresario Piñeiro y el ingeniero Canalejas comenzaron las obras que traerían el agua potable a Talavera desde Valdefuentes, pero dichas obras se suspendieron hasta 1947, cuando tuvo lugar la inauguración de la traída de aguas  desde la Portiña, haciéndose  fiestas para celebrarlo.

La traída de las aguas
Valora este artículo
Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.