La caída del teatro Victoria

En la madrugada del viernes 1 de julio de 1988, el teatro Victoria de Talavera se derrumbó a consecuencia de la humedad y del mal estado que presentaba. Debido a la hora en que este hecho se produjo, no hubo que lamentar desgracias personales; no obstante, un turismo que se encontraba aparcado en el lugar quedó completamente aplastado bajo un arco de cerámica. El teatro llevaba muchos años cerrado y en un estado lamentable. Sin embargo no se tardó en efectuar los trabajos de recuperación y en 1991 se restauró esta joya de la ciudad, siendo actualmente uno de los teatros de Talavera.

Valora este artículo
Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.