Fray Pedro de los Molinos

Este religioso nació en Talavera. Sus padres eran humildes colonos de del Conde de Oropesa. Pronto fue ordenado sacerdote, profesando en la Orden Jerónima, cuyo monasterio principal en Talavera era el de Santa Catalina. En 1483, solicitó al obispado la reconstrucción del puente talaverano, destruido en 1450 debido a un levantamiento contra Juan II. El permiso lo recibió del Cardenal Mendoza y pronto comenzó la obra, en la que el puente adquirió su tan característica curva, así como el escudo que aún puede verse. Curiosamente, Fray Pedro era hermano de otro ilustre religioso, Fray Hernando de Talavera.

Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.