Colector del Papacochinos

A principios de febrero de 1979 llovió abundantemente, lo que produjo el desbordamiento del arroyo Papacochinos, cuyas aguas invadieron la carretera de San Román hasta llegar al colegio Fernando de Rojas. Cuando los niños salían del colegio de los Maristas, el pequeño de 6 años, Alberto Miguel García Prieto, resbaló y cayó en el arroyo, siendo arrastrado por la corriente. Su hermano, Luis Miguel, de doce años se arrojó al agua tratando de salvarle, pero no lo logró debido a la fuerza de la corriente. Por suerte por allí pasaba un hombre, Indalecio Mayoral que, asimismo se lanzó al agua, y una mujer, Pilar Cerro, que hubo de meterse hasta la cintura y entre los dos, lograron salvar a los pequeños.

Valora este artículo
Por David Fernández García. Licenciado en Geografía e Historia. Amante de Talavera y de sus raíces. Promotor Turístico.