Lucha por la OID – Ana María Sobrino

Hablamos con la nueva Vicepresidenta de la Organización Impulsora de Discapacitados (OID), Ana María Sobrino.

Cuéntanos, ¿Quién es Ana María Sobrino, la actual Vicepresidenta de la OID? Y, ¿cómo comenzaste en la OID?
Pues soy una mujer casada y madre de un niño de 4 años. Justo este año el 1 de septiembre hago 25 años en la OID. Comencé con 17 años por casualidad porque mi discapacidad es de nacimiento, agenesia de miembros inferiores, es decir, nací sin piernas. Soy de Valladolid, y la quinta de seis hermanos de una familia obrera. De pequeña en el hospital conocí a Dionisio y a María Victoria, ellos estaban embarcados en el proyecto de un boleto que era de la asociación impulsora de discapacitados en Cantabria. Hubo un punto de inflexión notorio en mi vida, yo llevaba prótesis en las piernas, andaba, pero a raíz de unas intervenciones decidí quedarme en silla de ruedas, preferí tener calidad de vida a tener prótesis. En el año 1992 nos fuimos a las paraolimpiadas de Barcelona y Dionisio nos invitó, ver a todo ese espectáculo de superación de personas es un recuerdo que jamás olvidaré, es donde realmente ves que tú puedes ser capaz de mucho y lo que te propongas, sea cual sea tu discapacidad conseguirás el reto. Una cosa llevó a la otra y Dionisio habló con mis padres para que formara parte de su proyecto y con 18 años estaba viviendo en Madrid, en la Gran Vía, trabajando, siendo vendedora, además me encanta decirlo. Hace 13 años decidimos trasladarnos a Torrehierro, donde se me nombró secretaria general y he vivido la historia de la OID desde el principio, de hecho, soy una de sus fundadoras junto con Dionisio y Mavi, ellos han sido mis mentores, si yo ahora se dirigir mi departamento es gracias a ellos, cuando ellos no están continuo con las directrices marcadas porque lo he aprendido junto a ellos. Creo que es un proyecto maravilloso, la OID es superación, es sueño, es esfuerzo todo lo que tenemos ha sido luchado desde abajo, esto no es un pequeño imperio o una organización que haya nacido de la nada, ha nacido del esfuerzo de muchas personas, de poner cuerpo, corazón y alma las 24h al día, yo lo comparo con una profesión vocacional, como un médico o un profesor, cuando me voy a mi casa sigo siendo Ana la Vicepresidenta de la OID. Por dos motivos, uno porque lo siento mío entonces si atacas a la OID me atacas a mí, sale lo peor y lo mejor de mí y mi parte luchadora. Si vivimos un momento precioso lo vivimos con la misma intensidad. La OID ha llegado hasta donde ha llegado gracias a que somos una gran familia que hemos sabido luchar contra viento y marea, cuanto más difícil nos lo han puesto más luchábamos porque ha habido huelgas de hambre, encierros, momentos muy duros, pero nunca he querido irme de aquí ni de tirar la toalla.

 

‘No estamos dispuestos a soportar más injusticias’

 

¿Como ves vuestra situación actual?
Estamos luchando contra un imperio y la gente no está preparada para entenderlo, como dice Dionisio, nosotros a la ONCE la admiramos, de verdad y de corazón lo digo, de hecho, hemos querido copiar su modelo porque hemos entendido que es maravilloso, algo que nadie ha sabido hacer. A lo que somos contrarios es a la manera de dirigir, nosotros a sus siglas las tenemos mucho respeto, lo que no compartimos es la manera de dirigir y la inquina que tienen hacia nosotros. Evidentemente nosotros no gozamos de la capacidad mediática a nivel nacional notoria de que la gente conozca la realidad de la ONCE, gracias a Dios los tiempos van cambiando y hay un refrán que yo utilizo mucho, el tiempo es el único juez que pone a cada uno en su lugar, y esa ha sido mi meta. No estamos dispuestos a soportar más injusticias porque mientras haya una realidad social en la calle, todas las personas tenemos derecho a elegir nuestra profesión u oficio, mientras la justicia esté de la mano de la OID vamos a seguir. Este proyecto lo dirigen unas personas pero tengo muy claro que cuando nosotros no estemos este proyecto seguirá, creo que hay bases que están implantadas, independientemente que tengamos asumido que toda la vida, tengamos que ser aquellos de los que hablan mal, cuando vienen aquí y nos conocen todo cambia, eso es tiempo… Yo confió en la justicia, es complicado cambiar la situación porque esto es política y a nivel jurídico está todo demostrado, desde la propia Audiencia Nacional desde el Tribunal Supremo y desde Europa, los monopolios están prohibidos, es el único monopolio que queda desde la época de Franco, estamos hablando de 50 años. Es muy triste la sensación de ir a reuniones con políticos muy importantes y en persona darte razón, pero luego no tienen capacidad para luchar. A quien cuentes que una empresa lleva 30 años funcionando y que esté así no es posible… Todo lo que tenemos nos lo hemos ganado a pulso, nuestras dos residencias, nuestro hotel, nuestra posada en Cantabria, 120 oficinas, 3000 empleados, somos una de las mayores empresas en Talavera de la Reina, solo en Talavera tenemos a más de 200 trabajadores directos, yo creo que se debería hablar más de nosotros, pero está claro, los tentáculos de nuestra competencia son mayores, ellos no luchan por el colectivo, sus intereses son otros, no porque lo diga yo, sino por sus actos, están cambiando personal por máquinas expendedoras de cupones, en cambio la OID no. Nos critican diciendo que tenemos a gente que no tiene discapacidad y digo: ¿Quién es más discapacitado, a mí que me faltan dos piernas o un señor que no tiene dinero para mantener a su familia y no pueden ni comer? Se nos ha olvidado que hay una discapacidad social, porque no podemos darle a esa persona que lo necesita una oportunidad, nadie está hablando de que sea miembro de pleno derecho, aquí solo las personas que tienen una discapacidad pueden ser miembros de pleno derecho física, psíquica o sensorial. Cruz Roja si puede vender el sorteo del oro a favor del cáncer sin estar dados de alta, Lotería Nacional si puede vender lotería en Plaza Mayor en Madrid sin darte de alta y sin nada. A mí no me importa el reconocimiento político, nos ayudaría mucho porque crearíamos muchos más puestos de trabajo, pero a mi lo que me importa es la realidad de la calle, es ese señor que no tiene para comer y que es una persona con discapacidad, y la OID le está ayudando, le demuestro que yo también soy discapacitada y he salido de mi casa. Cuando tienes un trabajo que te apasiona tanto y en este caso creas un proyecto de familia como yo, amo a mi hijo y la OID, es maravilloso porque gracias a la OID mi hijo come y tendrá su futuro, yo no quiero darle a mi hijo grandes herencias, quiero darle grandes valores, que sepa que cuando crea en algo debe luchar hasta el final y lo ame. Tengo la gran suerte de trabajar en algo que me gusta y que me hace muy feliz.

¿Que opinas sobre la discriminación del reparto de presupuesto en los medios de Talavera?
Seguimos utilizando el caciquismo y el amiguismo y mientras sigamos con esto y no entendamos que es una visión empresarial y que se debe repartir de la misma manera sea quien sea. ¿Por qué a un medio le das más? ¿Quizá porque tienes otros asuntos que no puedes liquidar o el público no lo tiene que saber? Es muy triste tener que pedir una igualdad, no señor, es que me pertenece por derecho. Esta organización está profundamente dolida, tenemos una radio, y no somos igualmente tratados, pero lo hemos asumido. Somos demasiado buenos, valemos bastante más por lo que callamos que por lo que hablamos. El problema está cuando a tu competencia se le trata de manera privilegiada, y a ti se te discrimine.

¿Qué opinas sobre que seamos la sexta ciudad con más paro de España y que vosotros podáis ayudar y no se os haga caso?
Una organización como la OID que continuamente está ayudando, patrocinando, apostando, ofrece trabajo constantemente, teniendo solo en la comarca 300 puestos de trabajo, y a nosotros se nos hace un desprecio continuo, nosotros hemos vivido situaciones y no las hemos contado porque no es nuestro estilo, nuestro estilo es trabajar y crear puestos de trabajo. Gracias a la OID, todos sus trabajadores han podido crear o sustentar a sus familias.

“YO DOY GRACIAS A DIOS POR MI DISCAPACIDAD.”
Porque estoy convencida de que muchas personas, aunque vivieran 100 vidas, jamás van a vivir lo que yo con 42 años que tengo he sido capaz de vivir. Yo nací sin dos piernas, con 18 años estaba fuera de mi casa, con 20 ya estaba viajando en todo tipo de trasportes, ejerciendo un trabajo de responsabilidad, he hecho televisión, cine, radio, he vivido felizmente y tengo mi propio hogar. He conseguido el sueño de ser madre, de crear una familia, mis padres, me emociono… soy la quinta de seis hermanos y en el año 1973 tener una hija sin piernas, marca mucho. A mi la OID me ha dado tanto… que yo el día de mañana podré irme tranquila porque todo es cíclico, soy joven y me queda guerra pero no voy a parar de luchar. Por eso mismo doy gracias a mi discapacidad, sino la hubiese tenido no sé si hubiese vivido lo que he vivido, no me refiero a la calidad de vida, sino a la sensación de superación, y decir ¡Que maravillosa es la vida! Me siento realizada y feliz por ayudar a la gente. Si pudiese volver a nacer me gustaría nacer de la misma manera, sin piernas. Te lo digo de corazón…
Muchas gracias Ana María por atendernos tan amablemente.

LOVE Talavera es una revista impresa gratuita distribuida en Talavera de la Reina y su comarca con los mejores contenidos y la publicidad de las empresas más potentes. La revista de Talavera con mayor tirada de revistas impresas.