Doble limpieza de rostro

doble-limpieza-de-rosto-makeup-revista-love-talavera

Después de esta época festiva de maquillarnos más de lo habitual, conviene ahora hablar de la importancia de las limpiezas faciales.

Sería recomendable hacer una limpieza facial en profundidad una vez al mes en un centro de belleza y cuidarse a diario a través de unos hábitos. Si no hay ésta posibilidad, al menos a diario sería bueno tener unas rutinas adaptadas a la necesidad de cada persona.

¿Sabías que las mujeres orientales en concreto las japonesas le dan muchísima importancia a la limpieza facial? por eso hacen una “limpieza doble” lo convierten en un ritual perfecto de forma casi como un arte, tan arte como ciencia. Ellas dedican una media de 30 minutos solo en limpiarse la cara mientras que las mujeres occidentales le dedicamos más importancia a las cremas. Ellas le dan más importancia a la limpieza, tal vez sea ese el motivo o el secreto de sus pieles tan inmaculadas, perfectas y llenas de luz.

Sus rituales consisten en hacer una doble limpieza:

La primera: utilizan un limpiador en leche oleoso o crema apto para todo tipo de piel. De esta forma se retira todo el maquillaje y cualquier residuo, que como sabemos es muy perjudicial para la piel no sólo por sus componentes, si no además por la poca transpiración que da a la piel.
Suelen aclarar con agua templada.

La segunda limpieza: con un jabón suave en forma de gel o espuma, de esta forma eliminaremos algún resto de maquillaje y también eliminaremos el sebo, impurezas, células muertas…

Después de esta doble limpieza hay veces que se dejan una toalla caliente durante cinco minutos en el rostro.
Dando toques con una toalla se secan la cara y aplican una loción equilibrante fluida y fresca. Y comienzan con el ritual de hidratación y nutrición.
Primero aplicar un serum rico en ingredientes activos concentrados de textura ligera que permite su total absorción, se aplica solamente a toquecitos.
Por último para hidratar con una loción de textura más ligera para pieles mixtas a grasas, o con crema más suntuosa para pieles muy secas o sensibles, permitiendo dejar la piel nutrida y con un aspecto jugoso.

Por Marta Sánchez C. Guzmán. Peluquera profesional y maquilladora. Gerente del Salón Natividad Guzmán ubicado en El Corte Inglés (6ª Planta).