Consejos para regar nuestra plantación

consejos-para-regar-cannabis-revista-love-talavera

Cada mes desde Alkimia te ayudamos con una serie de trucos y consejos.

Con la llegada de los meses más calurosos del año, muchos cultivadores están pendientes de si la plantación se quedará con escasez de agua. Os damos tres consejos a la hora de regar nuestras plantas.

En primer lugar vamos a ver cuál es la mejor forma de regar nuestras plantas en tierra. El cannabis es una planta que no le gusta recibir un ligero riego de forma continua. Es imperativo regar de manera abundante y luego esperar a que la tierra esté bien seca antes de regar de nuevo ya sea con fertilizantes o sin ellos. El volumen de agua que es necesario dar en cada riego debe representar al menos un cuarto del volumen de la maceta, aproximadamente. Para dar tal volumen de agua, a menudo es necesario regar 2 (quizá 3) veces, lenta y uniformemente sobre toda la superficie. Disponed de buenos platos para maceta debajo de las macetas, éstas se llenarán de agua que regresará a la maceta por capilaridad en menos de un día. Regando de esta forma, en general deberéis regar vuestras plantas cada 3 o 6 días, dependiendo del tipo de maceta y del clima en ese momento.

En segundo lugar vamos a ver cuál sería el mejor agua para el riego. El agua del grifo puede ser conveniente, si su dureza total no es demasiado elevada, si no se aconseja diluirla con agua pura como el agua de lluvia, el agua osmotizada, o desmineralizada. Efectivamente, al cannabis no le gusta por nada el calcáreo, el cloro y otros elementos concentrados en el agua del grifo. Dejadla siempre reposar al menos 24h para que el Cloro se evapore y que el agua esté a temperatura ambiente. El agua osmotizada es de excelente calidad y será perfecta a condición de que se utilice un complemento en Calcio/Magnesio/Oligoelementos, porque la mayoría de los fertilizantes son concebidos para ser utilizados con el agua del grifo.

En tercer lugar, vamos a dar unos pequeños trucos para el riego. Durante las últimas semanas antes de la cosecha, la planta consume cada vez menos agua. Hay que reducir entonces progresivamente el volumen dado a cada riego, porque si la tierra toma demasiado tiempo en secar, eso aumentará considerablemente el riesgo de desarrollar moho dentro de los cogollos. Además, un ligero estrés hídrico al final de la floración aumentará la producción de resina. Utilizad fertilizante en uno de cada dos riegos, o como máximo dos de cada tres veces. El riego con agua clara (eventualmente con enzimas y/o ácidos húmicos/fúlvicos) permitirá en efecto diluir y utilizar los fertilizantes que se acumulan en la tierra y evitar una intoxicación de las plantas de marihuana. Evitad vaporizar agua sobre vuestras plantas más de una o dos veces por semana ya que esto convertirá las raíces “vagas”. Como las plantas recibieran agua a través de las hojas no desarrollaran sus raíces para encontrar agua en la tierra. El riego debe efectuarse por las raíces desde el principio.

 

www.alkimiatalavera.com
Paseo de la Estación, 18 · 605 907 926
Síguelos en Twitter y Facebook @AlkimiaTalavera

LOVE Talavera es una revista impresa gratuita distribuida en Talavera de la Reina y su comarca con los mejores contenidos y la publicidad de las empresas más potentes. La revista de Talavera con mayor tirada de revistas impresas.